Estudiantes recuperan un camino tradicional de la cultura campesina


Jóvenes de la ESO "han entrado en la universidad temporalmente para conocerla por dentro" en un proyecto cuyo eje es el Callejón Grande del barrio tacorontero de San Jerónimo


Alba, Daniel, Héctor, Melania, Guiller, Hugo, Diego y Silvia. Siempre acompañados por Nerea, vecina de la zona que juega de local,

estos ocho jóvenes de distintas islas han elaborado una propuesta de itinerario para un camino histórico en proceso de recuperación en el barrio de San Jerónimo del municipio de Tacoronte. Lo han hecho durante quince días en el marco del Campus de la Ciencia y la Tecnología de Canarias de la Universidad de La Laguna hasta convertir el conocimiento científico en una propuestas práctica de mejora socioterritorial. 

Ellos, con la coordinación de Nerea, han combinado las clases teóricas en la sede de la AV El Chaboco con la práctica por los senderos de la localidad norteña. Para disfrutar durante las últimas dos semanas de un Campus universitario que les ha introducido en el mágico mundo de la investigación científica.

Con magníficos expedientes académicos y una carta previa para argumentar su interés, estos jóvenes de últimos cursos de la ESO han entrado temporalmente en la universidad "para verla por dentro", antes de decidir qué estudios realizarán cuando concluyan el Bachillerato. Han confluido en la esfera de Ciencia y Sociedad, donde les han acogido el profesor Vicente Zapata y su equipo de trabajo de Geografía para el Desarrollo. La propuesta era sumarse al proyecto de las asignaturas recuperación patrimonial y cuidado comunitario. Con base práctica en el Callejón Grande del barrio de San Jerónimo. Una iniciativa promovida por El Chaboco con la colaboración del Ayuntamiento norteño y el Cabildo de Tenerife.

Durante estas últimas dos semanas han podido entrevistarse con vecinos y vecinas del barrio, profesionales, otros investigadores de la ULL o técnicos municipales. Incluso les ha recibido el equipo de gobierno municipal.

También han revisado documentos de interés, hecho trabajo de campo o desarrollado el análisis, la reflexión y el debate acerca de la información recogida para luego organizarla y convertirla en conocimiento del que se derivan propuestas concretas. Hasta llegar a utilizar las redes sociales como vehículo para la toma de decisiones colectivas. Como conclusión han logrado diseñar una ruta interpretativa a lo largo del Callejón Grande, tradicional camino histórico de las medianías de Tacoronte que acercó a las poblaciones del entorno hasta su cabecera municipal. Una ruta para la que han tenido que descubrir, estudiar y organizar datos diversos relativos a elementos con valor patrimonial, tanto natural como cultural. Desde el empedrado y las paredes del camino hasta los chavocos del barranco, pasando por la antigua pila que servía agua al barrio y su ermita del siglo XVII. También sus especies vegetales más características, como el drago, la sabina, el hediondo o las tuneras para el cultivo de la cochinilla.

Han practicado, en resumen, una ciencia útil, tanto para el propio grupo, pues han descubierto una universidad hasta ahora desconocida, como para la sociedad. Hasta ser conscientes de la proyección que tienen los hallazgos científicos que se pueden lograr si se practica una investigación con un fin más aplicado. Incluso con beneficios para la propia sociedad, sobre todo si se llega a hacer partícipe de la misma a través de distintas estrategias y métodos.

Campus de la Ciencia y la Tecnología

Caminos de I+D con valor patrimonial. La Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información (ACIISI) colabora en el Campus de la Ciencia y la Tecnología de Canarias 2019 CCT desde el Programa Acércate a la Ciencia y a la Innovación para un mayor fomento y visibilidad de la cultura científica e innovadora en Canarias. La Modalidad de Proyectos I+D iniciado a principios de julio es la actividad principal del Campus. El alumnado de 3º y 4º de la ESO realiza el proyecto de I+D real, desde el planteamiento del problema hasta la comunicación y divulgación de sus resultados, bajo la dirección de un grupo de investigación de la ULL.

Quince días que han dado para mucho

Quince intensos días que acaban hoy. Les han servido para conocer a muchas personas y sentirse protagonistas. Para incorporar nuevos aprendizajes y compartir sus saberes. Para comprender la importancia que tiene la ciencia en cualquier sociedad y las personas que la practican desde las universidades, por ejemplo. Para apreciar y respetar también el conocimiento popular, las aportaciones de técnicos y profesionales o la visión de personas con responsabilidad política, entre otros. Para aprender a escuchar y a defender las ideas propias, siendo ágiles y eficaces en la toma de decisiones porque el tiempo y los recursos son limitados. Y para relacionarse y hasta divertirse en este periodo casi vacacional. Ellos y ellas han sido durante quince días la imagen y proyección de la ULL en uno de los muchos barrios de la geografía canaria, gracias a la iniciativa y organización de su Fundación General. Han asumido con enorme seriedad y rigor la tarea de analizar su realidad y formular propuestas de mejora mediante la generación de nuevo conocimiento científico, siguiendo así las directrices estatutarias: "La Universidad de La Laguna está al servicio del desarrollo integral de los pueblos, de la paz y de la defensa del medio ambiente, y fundamentalmente de la sociedad canaria". Misión cumplida.

Fuente: www.eldia.es

 

Volver